MyPortugalHoliday.com

La mejor guía de Madeira

Acantilados de Cabo Girao, Madeira

Entre los acantilados de Cabo Girao se encuentran algunos de los más altos de Europa, con una caída prácticamente vertical de más de 500 metros hasta su base, en la que se agitan las aguas del océano. Estos soberbios acantilados albergan una atracción turística no apta para estómagos débiles: un mirador con suelo de cristal que se extiende por encima del punto más alto del acantilado.

Los acantilados de Cabo Girao

Los acantilados de Cabo Girao

La plataforma con suelo de cristal sólo está al alcance de los valientes, pero el mirador ofrece unas vistas asombrosas a lo largo de la costa que descienden hasta la ciudad de Câmara de Lobos. Si hay demasiada gente para su gusto, puede coger el teleférico que cruza la cara del acantilado hasta las terrazas de cultivo llenas de viñedos.

Los acantilados y el mirador con suelo de cristal de Cabo Girao son una atracción única y altamente recomendable que visitar mientras se está en Madeira, y cuentan con fácil acceso desde Funchal.

 

 

 

Información Turística sobre los Acantilados de Cabo Girao

Para visitar el mirador con suelo de cristal de Cabo Girao no hay que pagar entrada y además la atracción siempre está abierta. Puede llenarse mucho en plena temporada de verano, ya que no dejan de llegar autocares con turistas y visitas guiadas. El suelo de cristal de la plataforma es totalmente seguro, pero es fácil que provoque un ligero mareo en cualquier persona sensata.

Cabo Girao cliffs

La impresionante caída desde los acantilados de Cabo Girao

Para ampliar un poco la visita a los acantilados de Cabo Girao, se puede coger el teleférico y descender hasta las terrazas de cultivo, denominadas Fajas do Cabo Girao. El trayecto de vuelta en teleférico cuesta €5,00 y va siguiendo la cara del acantilado.

La razón por la que se han cultivado viñas en este terreno tan inaccesible es que los acantilados, al mirar hacia el sur, protegen las terrazas, radiando sobre ellas el calor del verano y creando así un ambiente casi perfecto de cultivo. Antes de la construcción del teleférico, los agricultores sólo podían acceder a los campos en una embarcación.

El Cabo Girao está a un trayecto de unos 20-30 minutos en coche desde Funchal y la mayoría de los visitantes suelen unirse a una visita organizada o coger un taxi, ya que el transporte público es muy limitado. Sólo la ruta del autobús 154 pasa por los acantilados, y no ofrece muchas salidas durante el fin de semana. Este servicio de autobús de la compañía Rodoeste sale de la Avenida do Mar en Funchal; consulte aquí las horas de salida.

Cabo Girao  skywalk

El suelo de cristal del mirador, sólo al alcance de los valientes

Los acantilados una vez formaron parte de un antiguo volcán, y su abrupta pendiente continúa hacia el sur de Cabo Girao adentrándose en las aguas del mar, que son tan profundas que de vez en cuando puede verse a las ballenas alimentándose de sus nutrientes.

es - it uk fr pt

MyPortugalHoliday.com

La mejor guía de Madeira

Booking.com