v

MyPortugalHoliday.com

La mejor guía de Madeira

Cosas que Ver y Hacer en Madeira

Madeira es un gran destino vacacional que ofrece una surtida variedad de actividades y de lugares de interés, muchos de los cuales son exclusivos de la isla. Lo que a Madeira le pueda faltar en materia de playas, queda compensado de sobra con sus maravillosas vistas e interesantes atracciones turísticas. En esta guía encontrará información general sobre los mejores lugares que visitar y las actividades más exclusivas durante unas vacaciones en Madeira.

 

Atracción para los Valientes: El Mirador con Suelo de Cristal de Cabo Girao

Los acantilados de Cabo Girao son algunos de los más altos que hay en Europa, y por supuesto no podía construirse en ellos una atracción mejor que una plataforma mirador con suelo de cristal que se extiende sobre la caída de 590m de los acantilados.

 

 

Es interesante el hecho de que en la base de los acantilados hay una serie de pequeñas terrazas de cultivo que hasta hace 50 años sólo eran accesibles desde el mar y a las que hoy en día puede accederse en teleférico. Los acantilados ofrecen unas impresionantes vistas sobre la línea costera circundante y la bonita población de Câmara de Lobos, a 3km colina abajo. Los acantilados de Cabo Girao y la población de Câmara de Lobos son una agradable excursión de un día que hacer desde Funchal.

Cabo Girao

Los impresionantes acantilados de Cabo Girao

 

Un Sitio para Relajarse: Las Piscinas Naturales de Porto Moniz

Estas piscinas de agua salada en Porto Moniz están formadas por rocas volcánicas y rodeadas de un maravilloso paisaje compuesto por irregulares formaciones rocosas, con vistas al oeste sobre el Océano Atlántico.

roca volcánica de Porto Moniz

Las piscinas naturales de roca volcánica de Porto Moniz

El escenario que rodea estas piscinas naturales que se llenan con la marea no puede ser más dramático, con sus rocas negras de basalto rodeadas de las aguas cristalinas que llenan las piscinas. Todo el conjunto se mantiene en perfectas condiciones y es uno de los mejores lugares que se puede visitar en la parte occidental de Madeira.

 

Una Escalada Desafiante: la Cumbre del Pico Ruivot

Con sus 1862 metros, el Pico Ruivo es el punto más alto de Madeira y ofrece dos desafiantes escaladas hasta su cumbre. La primera ruta, la más rigurosa, parte del Pico do Arieiro (el tercer punto más alto de Madeira) y se accede a ella desde la parte meridional de Madeira.

madeira mountain

Las impresionantes vistas sobre el horizonte desde el Pico do Arierio

La segunda ruta, algo más sencilla, parte de la población de Achada do Teixeira y es la mejor ruta de escalada desde el norte de la isla. Desde la cumbre del Pico Ruivo puede disfrutarse de unas vistas asombrosas sobre la isla, pero sólo debe intentarse la escalada si se está en buena forma física, el tiempo acompaña y se está adecuadamente preparado para ello.

 

La Mejor Playa: Praia da Calheta

La isla de Madeira no dispone de playas naturales, y su mayor playa arenosa, la de Calheta, fue construida artificialmente. Se trata de una playa sorprendentemente buena que se formó con arena importada de Marruecos y que cuenta con dos rompeolas que crean una laguna central. La playa es muy adecuada para las familias gracias a sus limpias aguas y se servicio de vigilancia con socorristas, pero puede llenarse mucho en lo más alto de la temporada turística. La población de Calheta se encuentra en la parte meridional de Madeira y es un sitio muy agradable en el que pasar un par de días.

La playa de Praia da Calheta

La playa de Praia da Calheta

 

Una Actividad Extravagante: Bajada desde Monte en un Trineo de Mimbre

El descenso en trineo se desarrolla a toda velocidad siguiendo las carreteras que bajan la colina desde la población de Monte, en las afueras de Funchal. Los pasajeros se sientan en los carros tradicionales de mimbre con que en un tiempo se transportaban mercancías hasta la aldea, y los conductores corren junto a los carros frenándolos con sus zapatos especialmente diseñados. La población de Monte constituye en sí misma una agradable excursión desde Funchal gracias a sus jardines tropicales y sus encantadores edificios, y se puede acceder a ella mediante un teleférico.

Bajando la colina en un trineo de mimbre

Bajando la colina en un trineo de mimbre

 

Unos Senderos Asombrosos: Los Paseos de Rabaçal

La pequeña aldea de Rabaçal ofrece muchos y agradables paseos cortos a través de los frondosos bosques que siguen las “levadas”, unos canales hechos por el hombre que transportaban agua hasta las fértiles plantaciones de azúcar del oeste de Madeira.

Levada of Madeira

Dos destacables lugares que pueden descubrirse recorriendo estos senderos cortos son la Cascada de Risco, una cascada de 50 metros, y las 25 Fontes, o 25 Fuentes, una serie de pequeñas cascadas que descienden hasta el fondo del valle. Toda la región se caracteriza por su bosques poblados y espesos, cuajados de empinadas colinas y profundos valles.

 

Un Paseo Bajo Tierra: Las Cuevas de Sao Vicente

El archipiélago de Madeira se formó a partir de diversas erupciones volcánicas y cuenta con un increíble conjunto de cuevas al norte de la isla. Las cuevas se forman normalmente por efecto de la erosión del agua durante un periodo muy prolongado de tiempo, pero las de Madeira se formaron de forma casi instantánea por efecto de la explosión de los gases volcánicos a altísimas temperaturas a través de los ríos de lava que iban enfriándose.

Dentro de la red de cuevas hay lagos subterráneos bellamente iluminados y extrañas formaciones causadas por lo rápido de su creación. La visita a las cuevas se realiza en grupo y dura 1 hora más o menos; la población más cercana a las cuevas es la bonita ciudad de Sao Vicente.

es - it uk fr pt

MyPortugalHoliday.com

La mejor guía de Madeira

Booking.com